UN RESTAURANTE DIFERENTE

Hace unos días impartí formación en un restaurante de Barcelona.   El objetivo de su propietaria, una mujer como dirían los americanos “hecha a sí misma”,  simplemente era mejorar el servicio y elevar el nivel de motivación de su plantilla.

Nada más empezar las clases me llevé la primera sorpresa al tener como alumnos a todos los jefes y a la propietaria además del personal convocado.  La plantilla es “multicolor”,  chinos, indios, pakistaníes, latinos y  alguna otra nacionalidad que no supe identificar.   De edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, jóvenes deseosos de abrirse camino en un país donde no es fácil encontrar trabajo y en un sector en el que se exige mucho y se paga poco.

Durante las semanas que pasamos juntos, varias cosas llamaron mi atención y quiero compartirlas con vosotros:

  • A las 9:00 en punto estaban todos en el aula, sentados y listos para empezar.   No estoy acostumbrada a tanta puntualidad así que me llamó mucho la atención.  Incluso el último día de clase en que los jefes, por temas de trabajo, llegaron tarde, a las 9:00 en punto el grupo entero estaba en su sitio.
  • No hubo que pedir a nadie que apagara su móvil.  Los tenían,  apagados,  en sus bolsillos.
  • A pesar de la dificultad del idioma, la participación fue elevada.   Empezaron participando los jefes y el resto simplemente les siguió.   En ocasiones me era difícil entender lo que querían decir pero, ni ellos ni yo parábamos hasta habernos entendido.
  • Al finalizar la primera sesión varias personas vinieron a preguntar si recibirían algún documento que certificara que habían participado y aprovechado el curso.  También quisieron saber si habría más sesiones de formación en el futuro.
  • Para algunos de ellos el curso se hizo en su día libre,  varios habían terminado su jornada a las 2:00 a.m. y pocas horas después estaban en el aula.
  • Al finalizar la clase aplaudían y se acercaban para agradecer la sesión.
  • Cada día al finalizar la clase un par de ellos se quedaba para ayudarme a guardar el equipo y el material para la próxima sesión.  Yo insistía en que podía hacerlo sola, ellos insistían en ayudarme.
  • Al llegar por la mañana encontraba la sala montada, mi material en su sitio, el aula preparada con cariño y detalle.    Alguien se había preocupado de tener todo en orden.

Para alguien que imparte formación en todo tipo de empresas,  no os engaño si os digo que estas actitudes no suelen ser lo más habitual.

Por un lado es sorprendente encontrar una dirección coherente entre lo que predica y lo que hace.   Observé con claridad la diferencia entre los que ven la formación como una oportunidad y los que la ven como algo que hay que hacer porque la empresa así lo exige.

Vislumbré un futuro complicado para mucha gente que se ha quedado anclada en una forma de pensar que ya no aplica:  “mis derechos”  en lugar de “mis obligaciones”,   lo que “exijo” en lugar de lo que “ofrezco” y sobre todo, ese despiste mayúsculo que sufren algunas personas al pensar que el mercado laboral sigue siendo el que ellos conocieron o, lo que es peor, que algún día volverá a serlo.

Me alegró constatar que,  si bien perdemos muchos de nuestros jóvenes porque se marchan extranjero (mi hijo incluido),  también ganamos otros que aún sin tener  carreras y masters,   tienen la actitud, el deseo y los sueños para sacar adelante el trabajo que alguien tiene que hacer si queremos salir del agujero donde con tanta ineptitud, avaricia y corrupción nos han empujado.

Olé a los empresarios que, a pesar de todo persiguen sus sueños y a las personas que, al margen de su edad, raza o ideología, luchan por hacer las cosas un poco mejor cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s