Empecemos el 2014 con historias que inspiran

Yo este año me niego a dejarme llevar por el pesimismo y, si sirve de algo, intentaré desde éste blog publicar noticias positivas, recetas deliciosas, jabones maravillosos, reflexiones positivas y fotos inspiradoras.

Os paso una breve historia que me hizo  llegar una compañera porque me pareció tan buena que quiero compartirla con vosotros.     Personas como Iván Fernández – uno de los protagonistas de la anécdota – son las que hacen que una recupere su fe en la humanidad y sienta que,  también es posible un mundo mejor si cada uno a su manera así se lo propone.

¡Feliz lunes!

Corredor Maratón

 

LA PALABRA MUEVE PERO EL EJEMPLO … ARRASTRA

En España, en la carrera del Cross de Navarra de Burlada, el pasado 2 de diciembre sucedió un hecho que nos demuestra que el testimonio y la integridad de una persona se reflejan en todos los ámbitos de tu vida.

El atleta keniano, Abel Mutai, medalla de oro en los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012, estaba a punto de ganar la prueba cuando confunde el tramo final de la competencia, creyendo haber ganado y con algunos metros por recorrer, aflojó totalmente el paso y, relajado, comenzó a saludar al público creyéndose vencedor.

Iván Fernández Anaya, que venia segundo, al ver que se equivocaba y se paraba metros antes de la meta, no quiso aprovechar la ocasión para rebasarlo y ganar.

Se quedó atrás de él, y con gestos para que la entendiera y casi empujándolo, llevó al keniano hasta la meta, dejándolo pasar por delante.

Iván Fernández Anaya, corredor español de de 24 años afirmó al terminar la prueba: “Aunque me hubieran dicho que ganando tenía plaza en la selección española para el Europeo, no me habría aprovechado. Creo que es mejor lo que he hecho que si hubiera ganado. Y esto es muy importante, porque hoy en día, tal como están las cosas en todos los ambientes , en el fútbol, en la sociedad, en la política, donde parece que todo lo honesto ha perdido su valor, un gesto de honradez va muy bien “.

¿Por qué las noticias malas corren como pólvora, y este tipo de ejemplos se habla muy poco de ellos?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s