Cómo Comunicarse con la Generación Y

Generation-Y

 Constantemente escuchamos hablar sobre lo complicado que resulta comunicarse con los miembros de la Generación Y (aquellos nacidos entre los 80’s y el 2000).   Que si van a su rollo, que si creen que se lo merecen todo, que si no escuchan, no tienen objetivos claros, no saben donde van.   Quizás porque convivo con alguno de ellos y porque en mi trabajo como formadora me toca interactuar y compartir con muchos representantes de esta generación,   me atrevo a pensar que les entiendo bastante bien.

Lo que la Generación Y con sus tablets, whatsups, conexión 7/24 y demás características nos dice es lo siguiente:

  • Confía en mi – Explícame que quieres y déjame hacer.   Estoy preparado/a para asumir responsabilidad, tengo una buena formación, sé moverme en el mundo virtual y tengo ganas de demostrarte que puedo hacerlo.
  • Mírame – Pero hazlo en profundidad. Ayúdame a descubrir todo el potencial que tengo que tu, con tu madurez y experiencia, puedes identificar rápidamente.
  • Apóyame – Ayúdame a crecer dándome la oportunidad de demostrar lo que valgo.   Si tomo decisiones y me equivoco, hazme reflexionar sobre lo que he aprendido con mi error y dame otra oportunidad.
  • Rétame – Haz que vaya más allá de lo que yo creo que puedo ir.   Difícilmente podré demostrar lo que valgo si no hay retos en mi día a día que me permitan demostrar que estoy preparado/a.
  • Escúchame – Aunque nuestros puntos de vista sean opuestos y precisamente porque lo son, escucha lo que tengo que decirte porque tal vez tu también puedas ampliar tus horizontes con mis ideas.
  • Ríete conmigo – La vida ya es complicada y dura como para que además vayamos por ella con cara de pocos amigos.   Relájate, aprende a reírte de ti mismo – sí, aunque seas mi jefe – y comparte momentos de diversión conmigo.
  • Reconóceme – La inseguridad forma parte de mi etapa de crecimiento y madurez por tanto, tu reconocimiento privado y público me dan una inyección de motivación para seguir haciéndolo cada vez mejor. No seas tacaño/a con tus halagos.
  • Inclúyeme – Tal vez no seré el más experimentado del grupo pero tengo cosas que aportar y si me das una oportunidad es posible que mi visión de las cosas complemente la del resto del equipo.
  • Cuídame – Porque, si realmente soy tan bueno/a como espero serlo, antes o después me convertiré en talento y buscaré un lugar donde todo lo anterior sea lo común y no la excepción.

De cualquier forma, si lo pensamos bien, pertenezcamos a la generación que pertenezcamos,  ¿no es eso lo que todos queremos?

¡Feliz lunes!

Anuncios

Ideas Prácticas para Ser Feliz – día 7

Packing_Tips_Suitcase_620

Día 7:  Aligera tu carga material 

Ya escribí hace unos días sobre este tema pero, como ahora ya tengo experiencia práctica porque en las últimas semanas me he desprendido de muchas cosas, puedo hablar con más conocimiento de causa.

Al desprendernos de cosas que llevamos tiempo sin utilizar, guardadas en un cajón, armario o caja empezamos a sentir que vamos por la vida más ligeros, que tenemos más espacio para que circule el aire, que no son esas cosas materiales las que nos hacen felices y – si encima se las regalamos a alguien que las necesita o desea – entonces la sensación ¡es la bomba!

Hay una frase budista que dice “tu no eres dueño de tus cosas, tus cosas son dueñas de ti” y tiene tanta razón.   Cuanto más tenemos más tiempo necesitamos para organizar, limpiar, controlar, aparcar, cuidar, etc.

Se acerca el otoño y con el cambio de armario tengo intención de hacer una mañana de “Sin Piedad”  como me comentó una amiga,  “cojo una camisa, si no me la he puesto este verano, se va a la bolsa de Humana”  así, sin piedad”.    Eso es exactamente lo que voy a hacer hasta quedarme únicamente con el vestuario que utilizo de forma habitual.

Si mi experiencia reciente os sirve de algo, os diré que empecé por un cajón de la mesita de noche un día, al día siguiente una estantería, otro día un armario de la cocina y así poco a poco me he ido deshaciendo de muchas cosas que no necesitaba.  ¿Qué hice con ellas?  Unas se fueron a Humana, otras se las llevaron familiares y amigos, algunas acabaron en la planta de reciclaje de mi pueblo y otras las colocamos ordenadamente (limpias y en perfecto estado de conservación) al lado del contenedor de basura y en cuestión de horas desaparecieron.

Ah!  que placer abrir un cajón y encontrar todo en orden, solo lo que necesito – que realmente es bien poco y sentir que cuando tenga que  moverme, que espero sea pronto, podré hacerlo con ligereza.

Te animo a que hoy mismo,  mires el cajón de tu mesa de trabajo o tu bolso o la guantera de tu coche y empieces por ahí.

¡Feliz fin de semana!

 

“Cuanto más tienes, más ocupado estás y menos dispuesto a dar.   Sin embargo, cuanto menos tienes más libre eres.  La pobreza para nosotros es libertad.  No es una mortificación, una penitencia.   Es una libertad dichosa.  Aquí no hay televisión, ni esto, ni lo otro.  Pero somos perfectamente felices” .- Madre Teresa de Calcuta

 

Ideas Prácticas para Ser Feliz – Día 6

Madre Teresa

Día 6:  Practica pequeños actos de generosidad 

Si visteis la película “Cadena de Favores”  entenderéis mejor en qué consiste esta práctica.    Básicamente es dar sin esperar nada a cambio.   Cuando digo dar no me refiero necesariamente a cosas materiales,  podemos ceder un asiento en el metro, podemos dar una sonrisa,  abrazar a alguien que no lo espera aunque también  podemos invitar  un café a un compañero que no lo espera ¡en fin!  a lo largo del día podemos dar muchas cosas que alegrarán el día del otro y nos ayudarán a ser más felices.

Dar es recibir y cuanto más damos más recibimos aunque esa no sea nuestra intención inicial.  Quien da, por algún motivo que desconozco, siempre tiene y por el contrario, quien no suelta nada de lo que tiene,  vive con una sensación de escasez permanente.

Piensa además que en un mundo en el que la amabilidad, el cariño, la educación, la cortesía cada vez son más escasos, contribuir a generarlos produce una sensación de bienestar que – al margen de que recibas o no – te hará sentir bien contigo mismo/a.

¡Feliz fin de semana!

 

 

 

Ideas Prácticas para ser Feliz – Día 5

Love-Yourself

Día 5 : Quiérete y acéptate 

La relación más importante que tendrás jamás es aquella que mantienes contigo misma/o por tanto,  si has de querer y aceptar a otros, primero tendrás que quererte y aceptarte a ti misma/o.   Con tus defectos, tus virtudes, tus cosas maravillosas y tus cosas que no lo son tanto.

En el día de hoy practica quererte, ser tolerante contigo misma/o, tener paciencia con tus errores, imagínate que eres tu mejor amiga y quieres quererte tal y como eres.   Atrévete a hacer o planificar o visualizar algo que siempre has querido hacer y no te has atrevido.

Como dijo el Yogi Bhajan “nos rendimos a muchas cosas que no nos merecen.  Ojalá nos rindiéramos a nuestra propia integridad, a nuestra gracia humana y a nuestro radiante espíritu”

¡Feliz miércoles!

 

Ideas Prácticas para ser Feliz – Día 4

agradecer

Día 4:  Agradece todo aquello que tienes 

Haz la prueba.  Siéntate un momento, coge papel y boli y haz una lista de todas las cosas por las que te sientes agradecido/a.  No pienses en nada más, simplemente escribe tu lista.   Cuando hayas terminado, léela con calma, recréate en la suerte que tienes y da gracias al universo por poder disfrutar de lo que has escrito.

Si quieres ir un paso más allá, has de este día el día de agradecer a las personas que te rodean aquellas cosas que hacen por ti y que das por hecho que han de hacerlas o ni si quiera eres consciente de ello.    Párate y agradece con palabras concretas esas acciones;  si te miran como si te faltara un tornillo,  sonríe y sigue adelante.

El agradecimiento es esencial para ser feliz.   Cuando practicamos de forma habitual dar las gracias desde el corazón nos sentimos mejor, hacemos más felices a quienes nos rodean y contribuimos a que el mundo sea un poco mejor.   Por otra parte, es imposible dar cabida a cosas buenas en nuestra vida si no somos capaces de mostrar agradecimiento por aquellas que ya tenemos.    Según los que estudian la física cuántica y las energías, creamos campos energéticos con nuestro pensamiento y emociones trayendo hacia nosotros el tipo de eventos y sentimientos en los que nos centramos.    Aunque a mi se me escapa la parte científica de esta teoría, me hago la reflexión siguiente:  si he de atraer algo, que sea bueno.

¡Feliz martes!

 

PS: Ooops!  Ayer por error os envié el de mañana también…volveré a enviarlo por si os he despistado.

Ideas Prácticas para Ser Feliz – Día 3

Prohibido-Hablar

Día 3 :  Un día libre de quejas 

Aunque estamos programados para centrar la atención en las cosas peligrosas y negativas hemos de ser capaces de centrarnos en todo lo demás que tenemos y nos pasa que es positivo y aprender a dejar de quejarnos por los pequeños inconvenientes de nuestra privilegiada vida cotidiana.

Quejarse no sirve de nada a menos que estemos dispuestos a hacer algo para mejorar lo que sea que no nos gusta además, cuanto más nos quejamos, peor nos sentimos y peor hacemos que se sientan las personas que están a nuestro alrededor.

Intenta tener un día sin quejas.   Cada vez que vayas a hacerlo piensa y céntrate en lo que si funciona, en lo que te hace feliz, en tu próxima zanahoria.   Lo único que logras al quejarte es centrarte y perder el tiempo en lo que no funciona.     Céntrate en lo que es positivo y agradable a tu alrededor, si estás dispuesto/a buscar, lo encontrarás.  Date a ti mismo/a un día feliz y sin nada de que quejarte.    Recuerda:  donde pones la atención ahí encuentras tu realidad.  

¡Feliz lunes!

PS:  Ayer fui a ver la película El Niño (¡que niño!).  Os la recomiendo.